Publicado el

El sueño de todo Runner

Hemos estado dándole vueltas a este tema ¿qué puede desear esta especie?. Tanto a mi compañero como a mí se nos ha ocurrido infinidad de cosas y hablando con algunos clientes hemos llegado a una conclusión, pero vayamos paso por paso.

Primero, tenéis que haceros esa pregunta ¿qué deseo? Y partimos de la base que todos deseamos que nos toque la lotería, así que eso queda descartado.sport2ago13

Una vez realizada esta pregunta tu cerebro, tu corazón, tus pies, las rodillas, la cadera, los pulmones y los kilos de más (si lo tienes) empezarán a tener una acalorada discusión. Dejémosle que discutan, que se desgañiten, pero mucho ojo, no escuches al que más grita porque es bien sabido que quien de verdad sabe de qué habla, no encontrará razones para levantar la voz.

Normalmente es nuestra cabeza la que más problemas nos da, recordándonos el frio y el calor, que acabas de comer, que no te da tiempo, que no vas a ser campeón, que no debes olvidar que tienes una molestia en el psoas, que no has dormido ocho horas. ¿Me equivoco?.

Pero, ¿sabéis quiénes son los grandes sufridores de esta historia?, los eternos olvidados, los pies. Cuándo tus pies te dicen que sí, tu cabeza se calla; pero si tus pies te dicen que no, la cabeza les da la razón. Son nuestra arma y la olvidamos en cada batalla. Les compramos las zapatillas más económica “porque total para unos kilómetros”, les compramos las zapatillas más caras “porque si son caras tienen que ser buenas”, compramos las zapatillas de moda “porque si las tiene todo el mundo es por algo”. No tenemos ni idea de lo que hacemos ni del daño que nos estamos haciendo.zapatilla-de-running0

Así que después de una acalorada discusión, hemos llegado a una conclusión:

El sueño de todo runner es encontrar la media naranja de sus pies, la zapatilla perfecta.

La hemos descubierto después de muchos años de ensayo-error. Nuestros pies han hablado, y nosotros sólo acatamos órdenes.

Bienvenidas a la familia Newton.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *